¿Cómo darme de alta en la lista Robinson?

A pesar de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos, seguro que – aunque con menor intensidad- nos siguen bombardeando con publicidad y llamadas comerciales no deseadas. Basta con darte de alta en una compañía de telecomunicaciones para que comiencen con el acoso y derribo de la venta cruzada (una segunda línea, paquete cine, el fútbol…).
Seguro que todos hemos oído hablar de la Lista Robinson, pero muy pocos nos hemos dado de alta pensando que es un proceso largo y complejo, nada más lejos de la realidad…

La Lista Robinson debe su nombre a Robinson Crusoe, protagonista de la novela de Daniel Defoe. Robinson se encuentra incomunicado en una isla desierta tras naufragar, completamente aislado del mundo exterior, objetivo que se persigue en las Listas Robinson. En España está gestionada por la Asociación Española de la Economía Digital (ADIGITAL) y el alta es gratuito.

El alta en estas listas de exclusión publicitaria es muy ágil y sencilla, os explicamos cómo debemos hacerlo y las diferentes opciones que vamos a encontrar.

REGISTRO Y CONFIRMACIÓN DE IDENTIDAD
Debemos acceder al registro a través de la URL www.listarobinson.es Podemos apuntarnos a nosotros mismos si tenemos más de 14 años o a un menor de 14 que nos haya autorizado, siempre que nosotros seamos mayores de edad. Los menores de 14 años no podrán formalizar el alta, será necesario que lo realicen sus padres o tutores.

El registro es muy sencillo, debemos rellenar los campos de datos personales (DNI, nombre y apellidos, email…) y después confirmar el registro en nuestro correo. Una vez confirmado ya podremos darnos de alta en las diferentes listas:

⇒ CORREO POSTAL
Al añadir la dirección de nuestra vivienda evitaremos el molesto “publicorreo”. No debemos confundirlo con el buzoneo, que es más difícil de combatir… El publicorreo son las propuestas comerciales que recibimos por correo postal, no la publicidad que meten en nuestro buzón un repartidor.

⇒ EMAIL
Por su bajo coste, posiblemente sea el medio del que más abusan las empresas para sus campañas publicitarias. Podemos dar de alta un máximo de 3 cuentas de correo en las que no queremos recibir comunicaciones comerciales.

⇒ TELÉFONO
Esas llamadas a la hora de la siesta o a la hora de la cena… ¿quién no las ha sufrido? La lista permite dar de alta tanto teléfonos móviles como fijos. Aunque no eliminarán estas molestas llamadas al 100%, sí que las reducirán en un alto porcentaje.

⇒ SMS
Por el coste del envío del SMS no es la práctica más extendida, pero sigue en uso y puede resultar muy molesta, sobre todo cuando recibimos el mensaje por la noche y no tenemos silenciadas las notificaciones… Si no queremos recibir ni llamadas ni SMS comerciales en nuestro teléfono móvil, lo tendremos que dar de alta en las dos secciones.

⇒ REVOCACIÓN DE LLAMADAS
Probablemente sea la opción más interesante. Dar de alta tu teléfono no impide que las empresas de las que seas clientes te hagan llamadas comerciales para venderte nuevos productos o servicios, que seas su cliente les legitima a pesar del alta en lista Robinson. Para evitar esto, debemos darnos de alta en la sección revocación de llamadas. Aquí no damos de alta nuestra línea, aquí seleccionamos las empresas en las que somos clientes y no queremos recibir ninguna llamada comercial. Resulta muy útil ya que es una práctica recurrente. A los pocos días de seleccionar las empresas de la lista, recibiremos una comunicación por correo electrónico en la que se nos asegura que no recibiremos más comunicaciones comerciales.

En cualquier momento podremos borrar nuestros datos de las listas.

CONTROVERSIA
Todavía existen muchos usuarios escépticos y voces discrepantes que defienden que el resultado del alta en las Listas Robinson puede ser el contrario al que se persigue (frenar las comunicaciones comerciales no deseadas) y que como las empresas pueden acceder a los datos de los usuarios registrados en la lista, pueden recabar esta información y utilizarla para el envío de publicidad no deseada. Puede que al principio alguna empresa sí hiciese estas malas e ilegales prácticas aún a riesgo de ser fuertemente multado, pero tras las sanciones impuestas por la Agencia Española de Protección de Datos y la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos -que protege aún más al usuario frente a estas prácticas- resultará difícil encontrar a una empresa que quiera arriesgarse…

Fuente: www.prevent.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *