Las comunidades de vecinos tendrán más poder para actuar en los pisos turísticos

  • El Gobierno estudia cambiar la ley para que los inmuebles puedan establecer sus propias normas
  • El ministro Nadal deja el grueso de la regulación en manos de autonomías y municipios

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, señaló este lunes en Marbella (Málaga) que trabaja con el Ministerio de Justicia para buscar fórmulas con las que darles a las comunidades de vecinos una mayor capacidad para poder fijar sus normas y actuar sobre las viviendas que se ponen a disposición del alquiler vacacional.

Nadal, que intervino en un foro empresarial, aseguró que esta materia “se puede regular en todos los ámbitos, desde la propia comunidad de vecinos, siguiendo por el Ayuntamiento, la comunidad autónoma y, en lo que no son ámbitos estrictamente turísticos, por la Administración General del Estado”.

EL EJECUTIVO PIDE COORDINAR INVERSIONES PARA RENOVAR DESTINOS COMO LA COSTA DEL SOL

“Las comunidades de vecinos tienen que tener una mayor flexibilidad. A veces nos encontramos con que el vecino del quinto quiere alquilar su apartamento y, aunque los demás estén en contra, como es por unanimidad, no lo puedes imponer”, señaló.

Según Nadal, “se trata de crear una suma de normativa estatal y autonómica para crear un esquema que permita a las comunidades de vecinos establecer normas de manera más fácil”. “Cuando sean reglas de unanimidad pura y dura, basta con que el interesado se oponga para que esto no se pueda realizar. Si tienes al 95% de los vecinos en contra y sólo uno a favor, ese tipo de cosas deberían tener la flexibilidad suficiente para regularlo a nivel más inmediato, de los afectados directamente”, afirmó.

Nadal añadió que “si pones la palabra “competencia exclusiva” después de la palabra turismo luego no puedes pretender que la Administración General del Estado regule porque no tiene la capacidad competencial. Hay comunidades autónomas que, en cuanto hay invasión de competencias, recurren ante el Tribunal Constitucional y lo ganan”.

El ministro pidió a los gobiernos “que hagan sus obligaciones cada cual en su ámbito competencial”. “Uno no puede pretender ejercer las competencias para lo bueno y no para las situaciones espinosas. En las situaciones espinosas también hay que ejercerlas, sobre todo si has dicho que es en exclusiva”, afirmó

Nadal indicó que el ámbito competencial sobre las viviendas turísticas es autonómico y local y eso es “es porque cada situación es diferente y cada uno lo tiene que regular”. “No parecería muy fácil regular Marbella y Lugo con la misma norma”,explicó.

Por otro lado, Nadal indicó que los 17 millones de turistas británicos en España “son una prioridad” en las negociaciones sobre el Bréxit, algo que, señaló, el Gobierno central “lo ha dejado claro desde el principio”.

El ministro indicó que los asuntos que, en esta materia, más preocupan al Gobierno central son las siguientes: la cuestión de los cielos abiertos, en la que la postura del Ejecutivo central es mantener el “statu quo sin discusión”; la tarjeta sanitaria, de la que, señaló Nadal, “aún no se ha empezado a discutir”; los visados y residencias, para lo cual el ministro pidió “un régimen lo más parecido a lo que hay ahora”; y la tributación. “La postura nuestra en mantener la situación presente en todo lo que hay. Salvo en el tema del transporte aéreo, del resto ni se ha hablado”. Nadal instó instado a la Comisión Europea, a la que los Estados han delegado las negociaciones del Brexit, “más transparencia” con los gobiernos “porque, al final, somos los que tenemos que dar la cara ante los ciudadanos cuando pasan cosas”.

Por otra parte, el ministro pidió “un esfuerzo de coordinación” entre las inversiones públicas en lugar de pensar en impulsar infraestructuras de forma aislada. “Tendemos demasiado a pensar en infraestructuras de manera puntual, como el desdoblamiento de una carretera, o la ampliación de un aeropuerto, y no tanto a pensar qué producimos y cómo tenemos que mejorar de forma integral”.

El ministro pidió hacer “las cosas con cabeza” y “pensar seriamente un proceso de apoyo y renovación” en las zonas de España en las que más concentra el turismo, entre las están la Costa del Sol y las islas Canarias y Baleares. “No podemos pensar en que esto es la gallina de los huevos de oro y la vaca lechera que se puede siempre ordeñar sin cuidarla. Es necesario un esfuerzo de coordinación entre las inversiones públicas”, señaló.

A juicio de Nadal, “tenemos una asignatura pendiente ya que se van sucediendo gobiernos unos a otros en todos los ámbitos y deberíamos tener una visión más integral de cómo ir renovando estos destinos turísticos”.

Fuente: www.diariodesevilla.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *