OBRAS DE REHABILITACIÓN QUE SALEN MAL ¿Y AHORA QUÉ?

Después de comprar una casa, rehabilitar una vivienda es una de las cuestiones que más quebraderos le pueden dar a un propietario.

Tanto si se trata de una rehabilitación de poca entidad, como por ejemplo la reforma de un cuarto de baño, o si se trata de una reforma integral, en la que se rehabilita con un Proyecto redactado por un arquitecto y el presupuesto es importante, las cosas pueden ir bien (que es lo deseable) o pueden ir mal, o incluso muy mal.

Si su caso es el último, y ya no sabe cómo afrontar la situación con el constructor y/o arquitecto de la obra, es cuando necesitan asesoramiento de profesionales, que les informen de los pasos a dar.

¿Qué problemas suelen darse en la mayoría de las obras de rehabilitación?

  • El constructor pide constantemente que se le adelante dinero, pero las obras no avanzan al ritmo de los pagos. Se puede llegar al caso de haber abonado el 100% del presupuesto y que la obra esté al 50% de su ejecución.
  • Puede ser que el constructor, como ya no recibe más dinero del propietario-promotor, demore intencionadamente las obras y aparezca 1 día cada 2 semanas, por lo que la finalización de la obra se eterniza. Puede que incluso abandone la obra.
  • Además de los problemas relacionados con cuestiones económicas, se pueden dar problemas en la misma obra ejecutada, es decir que las obras estén deficientemente ejecutadas.

Por supuesto se pueden dar más ejemplos, pero estos suelen ser los más repetitivos.

¿Qué puedo reclamar?

Puede reclamar por lo siguiente (que son los supuestos más comunes, pero si tiene dudas, consúltenos):

  • Por la obra deficientemente ejecutada
  • Por los pagos abonados en exceso, en comparación con la obra realmente ejecutada
  • Por demora en la entrega de la obra (si en el contrato hay una cláusula de penalización)
  • Por abandono de la obra

Y entonces ¿qué se puede hacer?

Lo primero que tiene que saber es que, como auto-promotor de la obra, puede reclamar por incumplimiento contractual.

Le pediremos documentación, como el contrato de obra y el presupuesto aceptado, la Hoja de encargo firmada con el arquitecto y aparejador, certificaciones y facturas pagadas, etc. Le pediremos también fotografías para ver el estado actual de las obras y una breve historia cronológica del desarrollo de la obra y los acontecimientos.

Seguidamente, nuestros arquitectos y abogados estudiarán toda la documentación, sin coste ni compromiso alguno, y le enviaremos, por escrito, información sobre los pasos a dar y costes de la reclamación, para que valore si le merece la pena, o no, reclamar.

Si nuestros abogados ven que no merece la pena reclamar, por la escasa cuantía de la reclamación, se lo diremos. Lamentablemente, en obras menores, se da, a veces, la circunstancia que cuesta más reclamar, que no reparar uno mismo con otra empresa. Y eso se lo diremos.

Decido seguir adelante con la reclamación ¿qué me espera?

Una vez aceptados nuestros presupuestos, los pasos son los siguientes:

1.- Visita de nuestros arquitectos para toma de datos en su vivienda y redacción de dictamen pericial

2.- Remitir burofax al constructor y/o arquitecto, para intentar una solución amistosa pre-judicial. En caso positivo, nuestro dpto. jurídico se encargaría de las negociaciones, hasta la resolución del conflicto.

3.- En caso contrario, nuestro dpto. jurídico prepararía la demanda, que, junto el dictamen pericial y otra documentación necesaria, se presentaría en el Juzgado correspondiente para reclamar el coste de la reparación de la obra mal ejecutada, el saldo a su favor, y pagado en exceso, y, en su caso, la penalización por demora de la obra. Así como cualquier otro problema de la obra que pudiera tener.

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *